Hornos Microondas

Descubre la eficiencia y versatilidad de nuestros hornos microondas empotrados, la elección ideal para optimizar tu cocina. Estos artefactos de cocina no solo ahorran espacio, sino que también simplifican la limpieza.

Diseñados para realizar diversas funciones, como calentar, cocinar, dorar y descongelar, nuestros microondas ofrecen rapidez y eficacia.

Filtra por precio

Precios - slider
204.990279.990

Filtra por instalación

Instalación

Filtra por color

Color

Preguntas frecuentes sobre hornos microondas

1. ¿A qué temperatura pueden cocer los alimentos los hornos microondas?

Los hornos microondas Gröner han sido diseñados con la capacidad de cocer alimentos a temperaturas controladas, proporcionando una amplia gama que va desde los 80°C hasta los 105°C. 

Esta versatilidad permite adaptar la cocción a la perfección, logrando resultados óptimos según la naturaleza y necesidades específicas de cada tipo de alimento y tiempo de preparación. Ya sea para calentar, cocinar o descongelar.

Con un promedio de consumo de 800 W, los hornos microondas ofrecen una combinación perfecta entre potencia y eficiencia energética. 

Esta potencia equilibrada no solo garantiza un rendimiento eficaz en diversas funciones culinarias, como cocinar y dorar, sino que también promueve un uso moderado de energía, contribuyendo así al ahorro en el consumo eléctrico.

La función grill de los microondas Gröner permite alcanzar temperaturas de hasta 110°C, lo que facilita la obtención de ese dorado perfecto en una variedad de platos.

Con esta capacidad, los microondas no solo calientan de manera eficiente, sino que también mejoran la textura y el sabor de tus comidas, ofreciendo opciones culinarias más amplias y deliciosas.

Mantener el interior del microondas en condiciones óptimas es fácil con un enfoque adecuado de limpieza. Puedes utilizar una esponja suave humedecida en agua y jabón neutro para la limpieza diaria.

Para restos más difíciles, una solución de agua y vinagre se muestra altamente efectiva, disolviendo los residuos incrustados. Además, utiliza siempre productos no abrasivos y esponjas o paños suaves.